5 abr. 2015

Sin descanso...



En un momento en el que todo es importante, en el que todo es fundamental. En un momento como ése, no hay lugar a la prioridad.

Cuando no existe la horizontal, cuando la vida se simplifica en una diagonal, siempre hacia arriba, siempre hacia abajo. No hay lugar para el descanso.

Es indistinto que bailen claqué a tu alrededor cuando tienes un circo entero de gira por el pecho y, del pecho, al cerebro...











1 comentario:

Israel Andrés Vicente dijo...

Qué bueno volver por estos lares y redescubrir tantísimo talento!! Un besote Zoe. ¿Qué es de tu vida?
Isra